Las apetitosas ‘cookies’

Estas cookies no son precisamente las de comer. ¿Por qué entonces «apetitosas»?

Son apetitosas para sus creadores porque gracias a ellas obtienen información de nuestros gustos y navegación por su sitio web, por lo que recibimos una publicidad mucho más agresiva y directa que nos taladra continuamente con las consecuencias negativas que esto lleva.

 

(más…)