La ley de Ohm es la piedra angular de la electricidad. Se usa para determinar la relación entre tensión, corriente y resistencia en un circuito eléctrico. Para los estudiantes de electrónica, la ley de Ohm (E = IR) es tan fundamental como lo es la ecuación de la relatividad de Einstein (E = mc²) para los físicos.

Fue postulada por el físico y matemático alemán Georg Simon Ohm en 1827.

La tensión, se denomina también diferencia de potencial o voltaje y se mide en voltios.

La corriente, se denomina también intensidad de corriente y se mide en amperios.

La resistencia, se mide en ohmios.

Hay una figura nemotécnica que nos ayuda a recordar muy fácilmente las ecuaciones que se desprenden de la Ley de Ohm.

¿Para qué sirve la Ley de Ohm?

Por ejemplo, para calcular la resistencia que hay que poner a un led para que no se queme cuando funcione el circuito. Contra más ohmios tenga la resistencia, menos electricidad recibirá el led y menos fuerte iluminará.